En el mercado de agujas para acupuntura hay que decir que las opciones son muy amplias. Podemos encontrar de diversos modelos cada una se distingue porque pueden de ser de diferentes longitudes, grosores y materiales. Unas también pueden ser lizas y otras con cabeza o con curvaturas. Hay que acotar que las especificaciones de modelo y material de una aguja pueden variar dependiendo de la afección y de la parte del cuerpo que vayamos a trabajar.

Para este caso en particular mencionaremos a las agujas de cobre para acupuntura, generalmente todas las agujas son de acero inoxidable pero a algunas se le da un baño de un metal especial, para hacer de la aguja aún más beneficiosa. Las propiedades del cobre son reconocidas desde siglos atrás, este metal es un excelente conductor de energía y en este campo lo que se quiere es que las agujas de cobre hagan salir toda ese energía negativa que ataca el organismo.

Como es conocido el estrés puede ocasionar muchos males en el organismo, dolores de espalda, jaqueca y otras molestias como falta de sueño y angustia. Lo que se resume que estas agujas de cobre se usan en pacientes que tiene una gran carga de energía negativa que liberar. Por otra parte también se recomienda para pacientes que tienen muchas nauseas o vómitos, como por ejemplo los efectos secundarios de las quimioterapias.

Diremos entonces que las agujas de cobre para acupuntura tienen un efecto dispersante, que también es ideal para las tensiones en músculos que ocasionan calambres y mucho dolor. Los benéficos de este metal son muy potentes y debería ser una de las más escogidas por las personas que llevan una vida agitada o que estén atravesando por problemas físicos o psicológicos que le causen grandes tensiones.

Pin It on Pinterest